Urgencias: 3621-5016 Beneficio primera consulta

Litiasis Urinaria




Una piedra en las vías urinarias puede generar como principal molestia un dolor muy intenso acompañado de náuseas y de vomito. Cuando las piedras son pequeñas pueden ser expulsadas por sí solas, aunque con muchas molestias. Si una piedra no puede ser expulsada, es necesario operar para extraerla.

Antiguamente se hacían cortadas para poder extraer las piedras, afortunadamente hoy en día contamos con la tecnología que nos permite introducir instrumentos muy delgados a través de los conductos y orificios naturales del cuerpo para llegar al interior de la vejiga e introducir una fibra que dispara láser para poder destruir la piedra.

También se pueden emplear otros aparatos para la destrucción o fragmentación de la piedra como pueden ser pequeños cables que generan una chispa en la punta. Otros instrumentos para este tipo de tratamiento incluyen el uso de varillas muy delgadas (milimétricas), que se emplean por medio de aire comprimido para después golpear la piedra con un pequeño martillo hasta su desfragmentación. La recuperación de este tipo de cirugías es muy rápida; el paciente es dado de alta al día siguiente de la operación y, dependiendo de su tipo de actividad, puede reintegrarse a su vida cotidiana de forma inmediata.


Río Bamba 639, Consultorio 250, Col. Magdalena de las Salinas, Ciudad de México, C.P. 07760

Tel: 5754-7000 Ext. 4250
Directo: 5119-5790 / 5119-5963
Cel: 55-3621-5016

ASEGURADORAS